Ser Comunicación

Sigue tu instinto: Se buena persona

 

No es fácil ser buena persona, sobre todo en los tiempos que corren, porque cada uno va a lo suyo defendiendo y protegiendo su territorio. Pero es mucho más difícil ser mala persona, porque quien actúa con maldad, está yendo en contra de su propia naturaleza.

Hace ya varios siglos, Sófocles afirmó: “El que es bueno en familia, es también buen ciudadano”. En definitiva, el que es buena persona, lo es tanto en su ámbito familiar como en el social y profesional. Para poder convertirnos en buenas personas se nos ha regalado una herramienta valiosísima: la sonrisa. El ser humano es el único ser vivo de la tierra que tiene la capacidad de sonreír. Gracias a esta habilidad, cada vez que sonreímos invitamos a alguien que se acerque a nosotros.

A esa afirmación del poeta griego, hay que añadir otra. En esta ocasión de Zygmunt Bauman. Este sociólogo polaco afirma que el ser humano tiene el instinto del trabajo eficaz, y que, por lo tanto, las personas tenemos, por instinto, “una repulsión innata hacia el trabajo rutinario, el esfuerzo inútil y las prisas sin sentido”.

Todo lo que hacemos los hombres es considerado trabajo, ya no solo el que desarrollamos como profesionales, sino también cuando desempeñamos nuestro papel de padres, por ejemplo. Por lo tanto, hagamos lo que hagamos, tendemos a realizarlo instintivamente con eficacia.

Si unimos la idea de Sófocles y la de Zygmunt Bauman, llegamos a la conclusión que el ser humano tiene el instinto de ser buena persona. Sin embargo, ese instinto hay que trabajarlo. Si queremos conseguir ser lo mejor de nosotros mismos, necesitamos esforzarnos y necesitamos ayuda. Una herramienta muy eficaz de la que disponemos sin realizar ningún esfuerzo, es la ya mencionada sonrisa. Pero tenemos más, y yo destaco los buenos modales.

La conferencia titulada “Sigue tu instinto: sé buena persona” nos va descubriendo como el ser humano ha nacido para convertirse en lo mejor de sí mismo, y como tenemos que luchar para conseguirlo.

Dejar un comentario