Ser Comunicación

La ordenación de invitados en los actos privados

La cena de Nochebuena y la comida de Navidad son actos privados que se celebran con solemnidad en las familias cristianas. Y con acto privado nos referimos a:

Del ámbito de lo estrictamente familiar o íntimo, organizados por personas físicas independientemente de sus grados de representación o poder social, económico o político en la comunidad y con finalidades estrictamente particulares (bodas, cumpleaños, reuniones familiares, cenas de Navidad, etc.). Son celebraciones a las que se acude por relaciones interpersonales de estricta consanguinidad, amistad o compromiso social, aunque su carácter privado no implica que se realicen en secreto o informalmente.

Mª Teresa Otero Alvarado

En resumen, los actos privados deben cumplir dos requisitos:

  • Ámbito familiar.
  • Invitados con parentesco de consanguinidad o afinidad y amistad.

Estos dos condicionantes se contemplan en los banquetes de Nochebuena y de Navidad, al igual que su carácter solemne. Además, este nos indica la necesidad de respetar una etiqueta y vestimenta apropiada. Y también, una ordenación de ubicación de los invitados a la mesa.

El grado de parentesco, criterio de ordenación

La ordenación de los invitados a la cena de Nochebuena o comida de Navidad gira en torno a la tabla de grados de parentesco, tanto por afinidad como por consanguinidad. Esta tabla es la siguiente:

  • Primer grado: hijos, cónyuge, padres, suegros, yernos y nueras.
  • Segundo grado: abuelos, hermanos, nietos y cuñados.
  • Tercer grado: tíos, sobrinos, bisabuelos y biznietos.
  • Cuarto grado: primos y tíos abuelos.

En cuanto al orden de prelación, con independencia del sexo, es el siguiente:

  • Padre y madre.
  • Hijos.
  • Hermanos.
  • Nietos (si son mayores de edad).
  • Tíos.
  • Sobrinos.
  • Biznietos (si son mayores de edad).
  • Primos.

Estas reglas se complementan con el ordenamiento de los parientes iguales entre sí:

  • Los hijos se ordenan por orden de edad.
  • Los hijos políticos por el orden de sus respectivos cónyuges.
  • Los hermanos por orden de edad.
  • Los nietos por orden de edad de sus padres y, entre ellos, por edad.
  • Los tíos por orden de edad.
  • Los sobrinos por el orden de sus padres y, entre ellos, por orden de edad.

A esto hay que sumar una serie de indicaciones relacionadas con el protocolo social, por ejemplo:

  • El descanso matrimonial: matrimonios o parejas separados.
  • Alternancia de sexos.
  • Respeto a la mujer: es preferible sentar antes dos hombres juntos que a dos mujeres.
  • Cortesía a la mujer: evitar que la mujer se quede en un extremo de la mesa o en la punta quedándose sola.

©PortugalBueno2021

Suscríbete a nuestro boletín

Política de Privacidad

¡Enhorabuena! Te has suscrito correctamente