La comunicación en los eventos

En el año 2008 sale a la luz el libro La comunicación en los eventos de Diego Zala Martínez, en donde se plasma, tanto en la teoría como en la práctica, el binomio comunicación y organización de eventos.

La relación profesional entre los medios de comunicación y los gabinetes de protocolo y prensa está afectada por:

  • la evolución de las nuevas tecnologías.
  • la irrupción de nuevos conceptos como la responsabilidad social corporativa.

El autor busca con esta obra mostrar las particularidades existentes en las relaciones informativas entre las fuentes y los medios de comunicación y enseñar las técnicas necesarias para la puesta en marcha del dispositivo con los medios en el marco de la organización general de un evento.

La comunicación en los eventos está distribuido en ocho apartados:

  1. El protocolo como herramienta de transmisión de mensajes.
  2. Los medios de comunicación y la actividad periodística.
  3. Relaciones informativas y herramientas de comunicación.
  4. Eventos, protocolo y medios de comunicación.
  5. La comunicación interna.
  6. La estrategia de comunicación en la organización de eventos. El plan de comunicación.
  7. La comunicación de crisis.
  8. La web corporativa y el gabinete de prensa on line.

Una estructura que nos ayuda a conocer las necedidades técnicas e informativas  del periodista y lograr la empatía profesional con el responsable de protocolo y prensa.

Este libro entra a formar parte de mi biblioteca en el año 2009 y estos fueron algunos de los párrafos que en su primera lectura me llamaron la atención:

Gran parte de los eventos que se organizan hoy en día en la mayor parte del mundo carecerían de sentido si no tuviesen una repercusión mediática positiva.

Los conceptos de repercusión mediática, línea editorial, filtro editorial y público objetivo nos llevan a adaptar el tradicional proceso de la comunicación en el que intervenían el emisor, el receptor, el mensaje y el canal a nuestra perspectiva como organizadores de eventos.

No debemos saltarnos jerárquicamente a los redactores especializados en un determinado tema.

Nuestra profesión nos obilga a tender puentes informativos entre las instituciones y los periodistas sin mentiras ni manipulaciones, aunque, por supuesto, siempre en defensa de los valores de nuestra identidad corporativa.

Las herramientas de comunicación principales son tres: la convocatoria de prensa, la nota de prensa y el dossier informativo para la prensa.

Tenemos que considerar las visitas de prensa a las instalaciones de una institución como una oportunidad de proporcionar a los medios un conocimiento profundo de la institución y de su funcionamiento interno.

El diseño del dispositivo para los medios de comunicación de todo evento debe buscar, como objetivo fundamental, reflejar exactamente los mensajes informativos que queremos transmitir.

Debemos diseñar o jerarquizar informativamente el lugar donde se va a desarrollar nuestro acto, es decir, establecer aquellos lugares a los que la prensa tendrá libre acceso y otros a los que, por el contrario, no tendrán permitida su entrada.

Un plan de comunicación que realmente quiera ser una herramienta eficaz debe contar con un sistema de evaluación o de medición del acierto o del error y de sus grados.

Dejar un comentario