El protocolo social de los eurodiputados

El artículo 11 del Reglamento interno del Parlamento Europeo está dedicado íntegramente a las normas de conducta que todo eurodiputado debe cumplir. A continuación, transcribo algunas de estas reglas a observar y que tienen cierta relación con el protocolo social.

El comportamiento de los diputados debe caracterizarse por el respeto mutuo. Así mismo se basará en los valores y principios establecidos en los Tratados, y en particular en la Carta de los Derechos Fundamentales. Los diputados también preservarán la dignidad del Parlamento y no dañarán su reputación en ninguna circunstancia.

Los diputados no perturbarán el buen orden del salón de sesiones y se abstendrán de comportamientos incorrectos. Esto incluye la prohibición de desplegar pancartas.

Los diputados se abstendrán de cualquier tipo de acoso psicológico o sexual y respetarán el Código de conducta apropiado de los diputados al Parlamento Europeo en el ejercicio de sus funciones.

Cuando una persona que trabaje para un diputado o una persona a la que el diputado haya facilitado el acceso a las dependencias o a los equipos del Parlamento vulnere las normas de conducta establecidas en el presente artículo, podrá, en su caso, imputarse ese comportamiento al diputado en cuestión.

Lenguaje ofensivo en el Parlamento Europeo

En los debates parlamentarios en el salón de sesiones, los diputados no recurrirán a un lenguaje ofensivo.

En un debate parlamentario son ofensivas las intervenciones que dañan la dignidad y reputación del Parlamento. También, el lenguaje difamatorio, el «discurso del odio» y la incitación a la discriminación.

Los obsequios a los eurodiputados

Los diputados al Parlamento Europeo se abstendrán de aceptar obsequios o beneficios, salvo cuando el valor aproximado de aquellos sea inferior a 150 euros y les sean otorgados con arreglo a normas de cortesía.

Los diputados entregarán al Presidente los obsequios que reciban cuando representen oficialmente al Parlamento.

©PortugalBueno2019