Ser Comunicación

¡Que bonita es mi Bandera!

«La bandera de España está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas», artículo 4.1. de la Constitución Española.
«La bandera de España, de acuerdo con lo preceptuado en el artículo cuarto de la Constitución española, está formada por tres franjas horizontales, roja, amarilla y roja, siendo la amarilla de doble anchura que cada una de las rojas», artículo 2.1. de la Ley 39/1981.
«En la franja amarilla se podrá incorporar, en la forma que reglamentariamente se señale, el escudo de España», artículo 2.2. de la Ley 39/1981.
La historia de la bandera de España.
Las banderas son signos visibles empleados por los ejércitos para alzar los escudos de armas identificativos de los monarcas.
Históricamente el ejército español empleó diversas banderas hasta que se planteó la necesidad de emplear un paño de colores vivos, portador de las Armas reales, y que se viera fácilmente en alta mar. Con este objetivo, el rey Carlos III en el año 1785 encarga al bailío de San Juan frey Antonio Valdés y Bazán, titular de la Secretaría de Marina, sustituir el pabellón naval utilizado hasta dicha fecha por otro más visible.
En consecuencia, Carlos III por Decreto de 28 de mayo de 1785, y tras revisar doce bocetos, elige uno conviertiéndose en el antecedente de la actual bandera de España:
Para evitar los inconvenientes, y perjuicios, que ha hecho ver la experiencia puede ocasionar la Bandera nacional, de que usa mi Armada naval, y demas Embarcaciones Españolas, equivocándose á largas distancias, ó con vientos calmosos con las de otras Naciones; he resuelto, que en adelante usen mis Buques de guerra de Bandera dividida á lo largo en tres listas, de las que la alta, y la baxa sean encarnadas, y del ancho cada una de la quarta parte del total, y la de en medio amarilla, colocándose en esta el Escudo de mis Reales Armas reducido á los dos quarteles de Castilla, y Leon con la Corona Real encima; y el Gallardete con las mismas tres listas, y el Escudo á lo largo, sobre quadrado amarillo en la parte superior: Y de las demas Embarcaciones usen, sin Escudo, los mismos colores, debiendo ser la lista de en medio amarilla, y del ancho de la tercera parte de la Bandera, y cada una de las restantes partes dividida en dos listas iguales encarnada, y amarilla alternativamente, todo con arreglo al adjunto diseño. No podrá usarse de otros pavellones en los Mares del Norte por lo respectivo á Europa hasta el paralelo de Tenerife en el Océano, y en el Mediterraneo desde primero del año de mil setecientos ochenta y seis: en la América Septentrional desde principio de Julio siguiente; y en los demas Mares desde primero del año de mil setecientos ochenta y siete. Tendréislo entendido para su cumplimiento.
Estos colores, con el tiempo, pasaron a identificar a todos los ejércitos nacionales hasta que el 13 de octubre de 1843  con la Real Orden unificadora de Isabel II se reconoce como los de la Nación española:
Art. 1.º Las banderas y estandartes de todos los cuerpos e institutos que componen el Ejército, la Armada y la Milicia nacional serán iguales en colores a la bandera de guerra española, y colocados estos por el mismo orden que lo están en ella.
Al año siguiente, con la aprobación de la Real Orden de 14 de marzo de 1844, esta bandera se iza en edificios no marítimos (Gaceta de Madrid 15 de marzo de 1844):
La Reina (Q.D.G.) se ha dignado resolver que el día de la entrada de su augusta Madre en la capital se ize la bandera nacional en todos los cuarteles, edificio y establecimientos militares, debiendo observarse desde ahora en adelante esta disposición en todas las grandes solemnidades.
Actualmente es la Ley 39/1981 la que regula el uso de la bandera de España y el Real Decreto 1511/1977 que aprueba el reglamento de banderas.
©Portugal Bueno, 2017

Dejar un comentario