Manual de ceremonias civiles

La editorial Brau saca a la luz en el año 2008 el libro Manual de ceremonias civiles. Propuestas de textos para una liturgia laica del autor Joan Surroca Sens.

En esta obra se da contenido ceremonial a las celebraciones de carácter laico para otorgarles transcendencia y emotividad y, de este modo, equipararlas con las de carácter religioso, protocolariamente hablando.

Nacer a la vida, casarse, exequias, jubilaciones, aniversarios u homenajes son los actos que recoge esta publicación en cuyos capítulos se ofrecen criterios para la organización, antología de textos literarios y una selección de obras musicales. En definitiva, todo lo necesario para hacer inolvidable las fechas señaladas si optamos por una ceremonia civil o incluso para completar una religiosa.

Os transcribo algunos párrafos del Manual de ceremonias civiles:

Los ritos de paso, relacionados con lo sagrado, tienen una gran tradición. Existen en todas las culturas y acompañan a las personas en los acontecimientos que marcan profundamente la vida debido a algún cambio importante.

La banalización de la vida hace mucho daño y contribuye a la pérdida del sentido de las celebraciones de los ritos de paso.

Al ceremonial, particularmente el de boda, le acompañan tantas circunstancias externas que pueden pesar más los elementos secundarios que no lo esencial.

No podemos inventarnos un ceremonial. Hay lo que hay, aunque podemos introducir innovaciones sin arriesgarnos a caer en la vulgaridad.

Cada municipio debería disponer de un buen local, suficientemente amplio y digno para desarrollar las ceremonias de despedida.

A diferencia de una ceremonia de boda, que tiene efectos jurídicos, una de funeral no tiene ninguna parte estrictamente obligatoria para ser válida. Es del todo aconsejable establecer protocolo de la ceremonia que enmarquen convenientemente los pasos mínimos, pero lo mejor es hablarlo con los familiares y acordar cómo se desarrollará la ceremonia.

Es frecuente celebrar el momento de nuestras jubilaciones, y el éxito de este tipo de festividades suele ir de acuerdo con la calidad humana de la persona jubilada.

Dejar un comentario