Los títulos y distinciones de Cantabria

Los honores de Cantabria se aprueban «con el fin de premiar los excepcionales méritos y los relevantes servicios prestados por personas o entidades en prueba de la alta estimación a la que se han hecho acreedores por su labor o actuación a favor de los intereses generales de Cantabria», según indica el artículo 1º de la Ley 2/1987, de 6 de marzo, de honores, condecoraciones y distinciones de la Diputación regional de Cantabria.

Las distinciones que establece la citada ley son las siguientes:

  1. Hijo predilecto de Cantabria.
  2. HIjo adoptivo de Cantabria.
  3. Medalla de Oro de Cantabria.
  4. Medalla de Plata de Cantabria.
  5. Corbata de honor de Cantabria.
  6. Diploma de servicios distinguidos a la Comunidad Autónoma.
  7. Declaración de luto oficial.

Al igual que otros honores, estos no se pueden conceder a autoridades oficiales en activo y pueden ser otorgadas por motivos de cortesía y reciprocidad.

Los hijos de la ciudad.

Las distinciones de hijos de la ciudad son concedidas a personas que «se hayan destacado por sus méritos relevantes, especialmente por su trabajo o atuaciones culturales, científicas, sociales, políticas o económicas en beneficio de la Comunidad Autónoma de Cantabria».

Estos títulos tienen carácter vitalicio y sus titulares reciben el tratamiento de Ilustrísimo. La diputación también señala que las personas distinguidas como Hijo predilecto o Hijo adoptivo tienen derecho al uso de la medalla y a asiento preferente en los actos organizados por la diputación.

El Hijo predilecto es la máxima ditinción que concede esta institución y no puede haber más de 20 personas distinguidas vivas.

Las medallas de Cantabria.

Las medallas de Cantabria, según el artículo 10, premia a personas que con sus actividades de «investigación científica, de desarrollo tecnológico, literarios, culturales, artísticos, sociales, económicos, docentes, deportivos o de cualquier otra índole, hayan favorecido de modo notable a los intereses públicos regionales».

La medalla en su categoría de oro es el máximo grado de condecoración que concede Cantabria y no puede concederse a más de 10 personas.

Por su parte, la medalla de plata sitúa su límite de concesión en 20.

En ambas modalidades, no se computan las medallas otorgadas a título póstumo.

La corbata de honor.

El artículo 15.1. de la Ley 2/1987 señala que la corbata de honor de Cantabria «está reservada para distinguir a corporaciones, entidades o agrupaciones que tengan derecho a auso de bandera o estandarte que lo merezcan y se lucirá en las banderas y estandartes correspondientes».

El diploma de servicios distinguidos.

El Diploma de servicios distinguidos a la Comunidad cántabra se destina para recompensar a la persona que se encuentra al servicio de la Diputación Regional de Cantabria y qeu se han distinguido por el tiempo y el rendimiento excepcional en el cumplimiento de los deberes de su cargo.

La fotografía que ilustra esta entrada está recogida de la web de Europa Press.

©Portugal Bueno, 2017

Dejar un comentario