Investigar en Comunicación

Una gran ayuda para todo investigador es el libro Investigar en Comunicación. Guía práctica de métodos y técnicas de investigación social en Comunicación de los autores Mª Rosa Berganza y José A. Ruiz.

Esta obra, del año 2010, reúne las aportaciones de once profesores de siete facultades de Comunicación españolas. Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos encaminados a la cualificación de la investigación en medios de comunicación elaborado originalmente en español.

Investigar en Comunicación pone al servicio de la comunidad universitaria un texto riguroso y asequible, ilustrado con ejemplos claros y con datos actualizados del mundo de los medios de comunicación.

Esta publicación es de gran utilidad como instrumento de consulta para profesionales y como material didáctico en la formación de futuros profesionales de la investigación. Sus capítulos son los siguientes:

  1. Investigación y realidad social. Una reflexión epistemológica.
  2. El método científico aplicado a la investigación en Comunicación Mediática.
  3. Planificación de la investigación en Comunicación: fases del proceso.
  4. Metodología y uso estratégico de fuentes estadísticas y bases de datos de contenidos de medios.
  5. La aplicación de métodos estadísticos a la investigación de los medios de difusión.
  6. Herramientas informáticas para el análisis de datos. Aplicaciones básicas del programa SPSS.
  7. La encuesta. Observación extensiva de la realidad social.
  8. Análisis de contenido cuantitativo de medios.
  9. Los experimentos.
  10. La entrevista en profundidad a los emisores y los receptores de los medios.
  11. El grupo de discusión y sus aplicaciones en la investigación de la comunicación masiva.
  12. La observación sistemática y participante como herramienta de análisis de los fenómenos comunicativos.

Adquirí este libro en el año 2013 y en su primera lectura estos son algunos párrafos que me llamaron la atención o que me ayudaron:

Es preciso que los resultados que aporta el investigador se presenten junto a los caminos recorridos para alcanzarlos. Deben probarse las conclusiones y sus pasos intermedios. Hay que evitar concluir más allá de lo que legítimamente nos permiten los datos disponibles.

Hay una realidad a la que no se puede renunciar: la pretensión de que son las Ciencias Sociales las que pueden proporcionar un conocimiento verdadero acerca de la sociedad.

El investigador puede ir de la teoría a la observación o de la observación a la teoría.

El marco teórico es el resultado del posicionamiento del investigador dentro de una perspectiva científica de la que derivan miradas teóricas y metodológicas.

Las investigaciones que se realizan en el ámbito de los medios de comunicación y de la publicidad suelen nutrirse tanto de lo que se llaman datos o fuentes primarias como de datos o fuentes secundarias, como de ambas.

 

Dejar un comentario