El montaje de la mesa de Nochebuena

Ya sea en casa propia o ajena la celebración de la Nochebuena se organiza en el domicilio particular, en la gran mayoría de los casos. Para su organización sacamos la lencería navideña o de las ocasiones solemnes familiares y comprobamos el estado de la mantelería. Misma operación realizamos con la vajilla, cubertería y cristalería. Todo tiene que estar reluciente y en condiciones para vestir la mesa de la noche del 24 de diciembre.

Por esta celebración voy a recordar cuáles son los elementos esenciales en el montaje de una mesa.

La mantelería

En referencia a la lencería tenemos que mencionar el muletón, el mantel y las servilletas.

El muletón es la tela gruesa, suave y afelpada, de algodón o lana que se pone directamente sobre la superficie de la mesa para su protección. El muletón se ajusta a la mesa mediante unos elásticos o cintas cuyo objetivo es conseguir que esta pieza esté bien estirada y sin arrugas.

El mantel, independiente de sus medidas y formas, debe tener la misma caída por todo el contorno de la mesa. El mantel también debe estar bien ajustado y sin arrugas.

Las servilletas se colocarán encima del plato de presentación. Por higiene la servilleta debe estar lo menos manipulada posible. En este sentido hay que evitar las figuras realizadas con la servilleta como decoración.

En cuanto a los tejidos de la mantelería citamos el lino y el algodón. Y su color el blanco o tonos crudos, si queremos obtener un ambiente elegante.

El plato de presentación

Los platos de presentación hacen la presentación del montaje de la mesa y pueden ser dos para cada cubierto. El primero, o el interior, de metal o cerámica, sirve de base al plato superior en donde se realizará el emplatado. Este primer plato también se le conoce como plato base o de presentación.

En referencia a los platos de pan, estos se colocan a la izquierda del plato base a una distancia suficiente para colocar los cubiertos. La ubicación correcta es hacer coincidir la parte superior del plato de pan en línea recta con la parte superior del plato de presentación. Es conveniente que el plato base y el del pan vayan a juego.

La cubertería

La cubertería comprende las cucharas, tenedores y cuchillos. El cuchillo y cuchara se colocan a la derecha del comensal y el tenedor a la izquierda. Estos cubiertos se colocarán siguiendo el orden de consumición del plato al que corresponde, es decir, de fuera hacia dentro. Los cubiertos del postre se colocarán frente al comensal, entre el plato y la cristalería. La cuchara y el cuchillo se colocarán mirando hacia la izquierda, y el tenedor hacia la derecha.

La cristalería

La posición correcta de las copas es colocarlas en la parte superior detrás del plato de presentación. En esta ubicación la copa del agua se colocará centrada y ligeramente desplazada hacia la izquierda. La copa del vino se sitúa a la derecha de la del agua. Si se va a servir vino tinto y blanco, la primera copa de vino, situada junto a la del agua, será la de tinto y junto a ésta la copa de vino blanco. Si decidimos poner la copa de cava, esta se colocará detrás de la citada fila de copas.

En líneas generales, una buena y elegante cristalería debe huir de formas talladas, debe ser fácil de llenar, transparentes y ligeras en el tacto.

©PortugalBueno2018

1 comentario en “El montaje de la mesa de Nochebuena”

  1. Pingback: El montaje de la mesa de Nochebuena @portugalbueno - Protocol Bloggers Point

Los comentarios están cerrados.