Ser Comunicación

Conviértete en guionista de tus actos

El profesional del protocolo trabaja con una serie de escritos que son propios de su profesión. Entre ellos podemos citar el programa del acto, es decir, el documento con el que el organizador va a hacer realidad un evento. Y en este sentido, el programa también recibe el nombre de guion del acto.

Personalmente, me gusta más el término guion, quizás por mi formación periodística.

Si buscamos en el diccionario de la Real Academia Española nos encontramos que guion es el

texto en que se expone, con los detalles necesarios para su realización, el contenido de un filme o de un programa de radio o televisión.

¿Y si añadimos a esta definición acto, ceremonia o evento? ¿A que no desvirtúa en absoluto dicha acepción? Por lo tanto, en el ámbito de la organización de eventos podemos afirmar que el guion del acto es el texto en que se expone, con los detalles necesarios para su realización, el contenido de un acto.

Y, este guion del evento, ¿qué características debe tener? Para indicarlas, desempolvo mis apuntes de la carrera referentes al guion cinematográfico.

Características del guion

Las características de todo guion están agrupadas en torno a dos aspectos, la forma y el contenido.

Entre las características formales podemos destacar las siguientes:

  • Visual: el guion debe ser visual, con escenas descritas de forma clara e interesante.
  • Producible: el guion debe ser realista en cuanto a presupuesto.
  • Formato: el guion debe estar escrito en el formato que le corresponde y debe ser legible.

Como características internas se encuentran estas:

  • La historia debe estar bien enfocada y desarrollada, con todas las escenas ordenadas correctamente.
  • El conflicto dramático debe estar planteado de modo que mantenga la atención del espectador en todo momento.
  • La descripción de los lugares donde se lleva a cabo la acción debe respetar la atmósfera que se quiere dar.
  • Los personajes deben estar desarrollados de manera que resulten consistentes, es decir, que sean verosímiles.

En definitiva, todos estos elementos van a conseguir que el guion cuente una historia coherentemente. Esta finalidad también es la que se busca cuando organizamos un evento. Y al igual que una película, un acto es una historia contada a una audiencia mediante una serie de acciones.

Este es otro ejemplo más de cómo la organización de eventos se nutre de diferentes técnicas y artes, en este caso del cinematográfico.

©PortugalBueno2021

Suscríbete a nuestro boletín

Política de Privacidad

¡Enhorabuena! Te has suscrito correctamente