Ser Comunicación

Ayer y hoy de la Grandeza de España

En el mes de marzo de 2020 salió a la luz que uno de los archivos documentales de titularidad privada más importantes de Europa va a ser digitalizado y expuesto en abierto. Se trata de la colección Medina Sidonia. Esta recopilación de documentos está ligado al ducado de Medina Sidonia.

El título de duque de Medina Sidonia fue concedido en el año 1445 por Juan II de Castilla a Juan Alonso Pérez de Guzmán. En la actualidad, Leoncio González de Gregorio y Álvarez de Toledo ostenta el título de duque de Medina Sidonia, con Grandeza de España, por Orden JUS/2240/2008.

De esta noticia quiero recordar a qué nos referimos con «Grandeza de España».

Antecedentes: rico-hombres

El término de Grandeza del Reino aparece por primera vez en documentos del Reino de Castilla en el siglo XV. Época en la que existen las concesiones de ricohombría otorgadas por el monarca Juan II.

Con el término de rico-hombres se definía a las familias y casas principales más ricas y poderosas de los reinos de Castilla, León, Aragón y Navarra.

Creación: Grandeza de España

En el año 1520 se crea la Grandeza de España de Primera Creación con motivo de la coronación de Carlos V como emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

En aquella época la nobleza europea en las ceremonias de coronación estaba obligada a descubrirse la cabeza, con la excepción de los rico hombres castellanos, leoneses, aragoneses y navarros. Estos disfrutaban del derecho de permanecer cubiertos en presencia del rey.

Como respuesta a las desavenencias de origen político de Carlos I de España, futuro Carlos V, con los rico hombres, se estableció un acuerdo que se basaba en que todos los nobles se descubrieran durante la ceremonia. Sin embargo, Carlos V a los nobles con la merced de Grandes les concede el derecho a cubrirse, es decir, a permanecer con la cabeza cubierta en presencia del rey.

En definitiva, Carlos V acaba con la preeminencia de aquellos ricos hombres de gran poder que habían tenido conflictos con él, y ese derecho que quita a unos se los otorga a otros de su confianza. Por esta razón, los Grandes de España son considerados los sucesores de los rico hombres de los reinos peninsulares.

Este primer grupo estuvo formado por 27 Grandes de España de Primera Creación, también conocidos como Grandeza Inmemorial. Entre ellos eran considerados como iguales, no se establecieron precedencias entre ellos y en las ceremonias se iban colocando junto al rey según orden de llegada.

Recorrido en la historia

Los Grandes se convierten en la primera jerarquía de la nobleza, después de los infantes.

La importancia de los Grandes de España se mantuvo hasta el siglo XIX, tiempo en el que su influencia comienza a decaer.

Al fracasar la Primera República, un año después, la nobleza comienza a volver a tomar protagonismo, y en 1876, con la aprobación de la Constitución, los Grandes de España se convierten en senadores.

Cuando se proclama la Segunda República, en 1931 se vuelve a decretar la abolición de todas las grandezas y títulos del reino.

Ley 4 de mayo de 1948

La Ley 4 de Mayo de 1948 restablece la legalidad vigente con anterioridad al 14 de abril de 1931 en las Grandezas y Títulos del Reino. En ella se señala que los títulos y dignidades nobiliarios se han respetado y conservado en nuestro país ya que el pueblo español en ningún momento dejó de reconocer e identificar a sus titulares con las dignidades que ostentaban, prueba evidente de la fuerza social de la tradición sobre los vaivenes de la política y los tiempos.

Esta ley señala que la concesión de títulos nobiliarios constituye la mejor manera de mantener vivo y perenne el recuerdo de las grandes glorias de la nación, y de expresar su gratitud a aquellas personas que le han prestado servicios relevantes, tiempo atrás en la guerra y en la actualidad a través de los méritos.

©PortugalBueno2020

1 comentario en “Ayer y hoy de la Grandeza de España”

  1. Pingback: Ayer y hoy de la Grandeza de España @PortugalBueno - Protocol Bloggers Point

Los comentarios están cerrados.